El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha denunciado ante el Defensor del Pueblo "el incumplimiento generalizado por las universidades públicas españolas de su obligación legal de aplicar la cuota de reserva vigente en el acceso a la función pública por parte de personas con discapacidad entre el personal docente e investigador (PDI)".

La plataforma de la discapacidad pide al Defensor del Pueblo que investigue una a una qué universidades públicas han adoptado medidas efectivas para poner en práctica la reserva legal de empleo en favor de personas con discapacidad en los cuerpos de personal docente e investigador y qué grado de cumplimiento han alcanzado.

"Como en cualquier administración pública, en el ámbito universitario también rige el deber legal de reservar una cuota de empleo en las posiciones asignadas al personal docente e investigador, obligación que las universidades han de operativizar implantando los procesos apropiados, para lo cual han de adaptar la normativa de función pública a las peculiaridades de la provisión de puestos de este tipo de empleados públicos en la esfera de la educación superior", indicó el Cermi en una nota. "Los procesos por parte de las universidades han de dirigirse a que la cuota se haga efectiva, no a exonerarse de ella o a convertirla en irrelevante, pretextando dificultades administrativas que esconden falta de voluntad para cumplir el mandato legal".

El Cermi apela a la "responsabilidad legal y social de las universidades públicas para que este deber, tanto tiempo inobservado, sea una realidad y se aprovechen todas las medidas de acción positiva para incrementar la presencia de personas con discapacidad entre el personal docente e investigador".

https://www.servimedia.es/noticias/1161749

Tres de cada cuatro jóvenes españoles de entre 18 y 30 años con discapacidad no tiene empleo ni lo busca, según un informe de Fundación Adecco y JYSK. En concreto, la tasa de actividad de los jóvenes con discapacidad es del 25,4%.

La cuarta edición del informe 'Jóvenes con Discapacidad, motor de futuro' se basa en 300 entrevistas y datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en 9.419 los jóvenes con discapacidad de hasta 25 años inscritos como demandantes de empelo, lo que supone el 1,9% de los desempleados jóvenes en España, que ascienden a 502.900.

 El perfil de estos jóvenes es mayoritariamente hombre (64%) que reside en Andalucía (22,7%), Cataluña (15,6%), Comunidad Valenciana (11,2%) y Comunidad de Madrid (10,5%). Estas cuatro regiones concentran a seis de cada diez empleados con discapacidad menores de 25 años.

Según este informe, el 27% de los demandantes parados menores de 25 años con discapacidad es de larga duración. Con ello, 2.551 jóvenes con discapacidad de los 9.419 parados totales llevan más de un año buscando empleo sin éxito. En concreto el 15,3% lleva entre de 1 y 2 años y un 11,8% supera los dos años.

En cuanto a la evolución del número de desempleados menores de 25 años con discapacidad, se constata un aumento del 5,4% en el último año, sin embargo disminuye un 6,9% en el último lustro.

Según Fundación Adecco, los "prejuicios y creencias estereotipadas en las empresas frenan la contratación de jóvenes con discapacidad", también "las barreras psicológicas de carácter intrínseco" como "la sobreprotección familiar, las inseguridades, falta de confianza y temor".

"La carencia formativa es un gran obstáculo para insertarse en el mercado laboral actual", añaden los autores del informe. "Las personas con discapacidad, especialmente aquellas que tienen discapacidad intelectual, terminan su formación con 18 años por falta de una verdadera educación inclusiva, lo cual aumenta la brecha formativa que existe actualmente entre los jóvenes con discapacidad y el resto", exponen.

Seis de cada diez encuestados afirman que la discapacidad les perjudica a la hora de encontrar un empleo y todavía un 25% no indica en su currículum que tiene una discapacidad.

Según el informe 'El mercado de trabajo de las personas con discapacidad 2019', del SEPE, la mayor parte de los jóvenes con discapacidad (20,9%) encuentra trabajo como peón de industria manufacturera, seguidos de un 17% como personal de limpieza en oficinas, hoteles y otros. En tercera posición, aparecen los camareros asalariados con un 15,8%.

El chico joven con discapacidad encuentra trabajo como peón de industria manufacturera, sin embargo, el mayor número de chicas jóvenes con discapacidad se concentra en empleos de personal de limpieza en oficinas hoteles y otros.

https://www.cope.es/actualidad/sociedad/noticias/tres-cada-cuatro-jovenes-con-discapacidad-tiene-empleo-busca-segun-fundacion-adecco-20190807_475296

El Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), acaba de superar los 10.000 trasplantes de células madre sanguíneas, realizados gracias a su labor para localizar un donante o una unidad de sangre de cordón umbilical anónimo en todo el mundo. Esta gestión es posible por la colaboración entre la Fundación Josep Carrera y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

 
 
El registro mundial cuenta con más de 34 millones de donantes
Las búsquedas se inician siempre a petición del equipo médico que trata al paciente cuando éste no dispone de un donante compatible entre sus familiares.  El REDMO está interconectado con la red internacional de registros y, por tanto, puede acceder a los donantes voluntarios y a las unidades de sangre de cordón umbilical disponibles en cualquier país. 
 
Así, las búsquedas se realizan tanto en España como en el resto del mundo, a través del Registro Mundial de Donantes de Médula Ósea, que cuenta con más de 34 millones de donantes. A ellos se suman las más de 750.000 Unidades de Sangre de Cordón umbilical almacenadas en todo el mundo En nuestro país, el tiempo medio de localización de un donante compatible es de 32 días.
 
El Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) fue creado por la Fundación Josep Carreras en 1991, con el objetivo de lograr que todos los pacientes con leucemia (u otras enfermedades de la sangre) que precisaban de un trasplante de médula ósea para su curación y carecían de un donante familiar compatible, pudieran acceder al mismo mediante una donación de médula ósea procedente de un donante voluntario no emparentado. Con los años, a la médula ósea se añadieron la sangre periférica y las unidades de sangre de cordón umbilical criopreservadas en los bancos de cordón umbilical, facilitando aún más el acceso a este tipo de trasplante.
 
Integración en el Sistema Nacional de Salud
 
El pleno desarrollo del REDMO se alcanzó en 1994 con su integración en la red asistencial pública del Sistema Nacional de Salud, mediante la firma del primer Acuerdo Marco entre la Fundación Josep Carreras y el Ministerio de Sanidad, a través de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).
 
En dicho Acuerdo se establece que el REDMO es responsable de la gestión de la base de datos de los donantes voluntarios españoles, de la búsqueda de donantes compatibles para los pacientes españoles y de la coordinación del trasporte de la médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical desde el lugar de obtención al centro de trasplante. Además, la Fundación tiene suscritos convenios de colaboración con todas las Comunidades Autónomas para garantizar la coordinación en las tareas de búsqueda de donantes no emparentados y obtención y trasporte del producto.
 
Las búsquedas que realiza el REDMO se financian con presupuestos del sistema sanitario público, concretamente de los hospitales que las solicitan. Asimismo, los datos de los donantes anónimos que gestiona en coordinación con la ONT pertenecen a los sistemas sanitarios autonómicos.
 
El Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO) es el único programa oficial en España encargado de gestionar las búsquedas de donante de células madre de la sangre no emparentado para todos los pacientes que lo requieren y están ingresados en un centro público español que realiza trasplantes de estas características.
 
Entre los datos recabados desde 1.994 consta que las coordinadoras de búsquedas del REDMO han localizado a 1.413 donantes de células madre de la sangre españoles que han donado para pacientes españoles. Las coordinadoras del departamento de donantes del REDMO, en colaboración con los centros de referencia de la donación distribuidos en todo el territorio, han gestionado 3.172 donaciones de donantes de células madre de la sangre españoles que se han enviado para ofrecer una oportunidad a pacientes extranjeros. Las gestiones del Registro de Donantes de Médula Ósea han facilitado que 5.421 donaciones de células madre de personas anónimas del extranjero hayan llegado a pacientes de nuestro país.
 
El Registro Español de Donantes de Médula Ósea colabora con más de 100 hospitales españoles, incluyendo los centros de tercer nivel acreditados para la realización de trasplantes de precursores hematopoyéticos de médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical de donante no emparentado.
 
El REDMO recibe, además, solicitudes de búsqueda de donantes españoles compatibles para pacientes extranjeros cursadas por los Registros de otros países.
 
Actualmente, el Registro Español de Donantes de Médula Ósea cuenta con casi 400.000 donantes de médula ósea tipificados y más de 70.000 unidades de sangre de cordón almacenadas. 
 
Las patologías más habituales para someterse a un trasplante de progenitores hematopoyéticos (médula ósea, sangre periférica o sangre de cordón umbilical) son la leucemia y los linfomas, ambos cánceres de la sangre.
 
Joomla templates by a4joomla