PROGRAMA DE OCIO Y PARTICIPACIÓN INCLUSIVA, EN MARCHA POR TERCER AÑO CONSECUTIVO

Financiado por la JCCM a través de los fondos provenientes del IRPF, pretende beneficiar a 150 personas

 

M.J.G. / Ciudad Real

ORETANIA Ciudad Real vuelve a poner en marcha el proyecto de ‘Desde un lugar de la Mancha: ocio y participación inclusiva’, con el que, por tercer año consecutivo, pretende potenciar un modelo de ocio inclusivo que promueva la participación y el disfrute del ocio y tiempo libre de las personas con discapacidad física de la provincia de Ciudad Real. Para lograrlo, se atenderán las carencias encontradas desde dos perspectivas diferentes. Por un lado, se educará en valores a través de la toma de consciencia y la sensibilización sobre la necesidad de participar en actividades recreativas, de ocio y tiempo libre, haciendo partícipes a las propias personas con discapacidad física y empoderando su figura a través de la participación y de la valoración de propuestas. Por otro lado, se atenderá la falta de recursos y alternativas de ocio ofreciendo rutas que podrán ser elegidas y diseñadas incluso por los propios beneficiarios del proyecto, potenciando con ello su autonomía personal. En este sentido se prevé beneficiar a 150 personas con discapacidad física y/u orgánica de la provincia de Ciudad Real.

 

“Son dos años de trayectoria en el que han participado alrededor de 400 personas con discapacidad. Personas que no solo han disfrutado de actividades de ocio alternativas, ya que han ayudado a concienciar a la ciudadanía, y en mayor medida al sector turístico y hostelero de la necesidad de poner en marcha un modelo de ocio inclusivo y un turismo accesible para todos”, argumentan desde la entidad.

 

En este sentido, el programa engloba este año visitas informativas tanto a administraciones públicas como a asociaciones; contacto con personas con discapacidad de la provincia y elaboración de grupos por rangos de edad y preferencias y elaboración de rutas naturales, gastronómicas, de agua y culturales, con preferencias a las ciudades de Madrid o capitales de provincia de Castilla-La Mancha, todo ello atendiendo con especial cuidado el tema del transporte adaptado y que los lugares a visitar sean plenamente accesibles.

 

Desde ORETANIA Ciudad Real se remarcó que este tipo de actividades se están diseñando en función de factores como las carencias en alternativas de ocio en la provincia; la falta de motivación; los insuficientes recursos económicos y asistenciales con los que muchas veces cuenta el colectivo y las carencias en cuanto a la comunicación interurbana, un hecho que se agrava contando la amplia extensión de la provincia y la distancia entre los diferentes municipios.

 

Según el informe ‘Observatorio de accesibilidad universal del turismo en España’, publicado por la Fundación ONCE en 2016, el gasto medio por persona realizado durante un viaje es más elevado entre las que tienen necesidades especiales (814 euros), que entre el resto de la población (638 euros). Pero, por desgracia, el colectivo se enfrenta en un porcentaje bastante elevado de ocasiones a que los servicios no están adaptados para ser usados por todo el mundo, ni tienen acceso sencillo, incluso desde el mismo momento de buscar un destino.

 

“Esta realidad no solo es negativa para el colectivo de personas con discapacidad, sino que también lo es para los establecimientos y servicios turísticos que dejan de aprovechar un sector del mercado al que podrían acceder si realmente lo tuvieran en cuenta”, explican desde ORETANIA Ciudad Real.

 

Pero más allá de las posibilidades de negocio desaprovechadas y de incumplimientos de normas y leyes, la Federación Provincial remarca que “no pensar en lograr la accesibilidad universal del transporte, accesos, alojamientos, productos y servicios es algo egoísta ya que absolutamente todos nosotros en algún momento de nuestras vidas podemos tener una incapacidad por la razón que sea, tanto si es leve o grave como si es temporal como crónica, que no nos permita disfrutar de ellos. A esa razón hemos de añadirle que la sociedad española será en pocos años de las más envejecidas del mundo, lo que hará todavía más necesaria la universalidad de acceso a esos servicios”.

 

Por todo ello, las personas con discapacidad y necesidades especiales constituyen un nicho de mercado real y atractivo para las empresas y proveedoras de servicios turísticos en España. “Que las acciones de mejora de accesibilidad se lleven a cabo depende de factores de diversa índole (legislativa, económica, de concienciación, etc.) y somos conocedores que dichas adaptaciones no son sencillas, ni rápidas, ni baratas de implementar, pero el colectivo de personas con discapacidad merece un trato en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad, también en el sector turístico, por lo que pongamos todos, desde nuestros respectivos ámbitos de actuación, nuestro granito de arena para conseguirlo”, concluyen.

 

Este proyecto se ejecuta gracias a la financiación proveniente de la Dirección general de Acción Social y Cooperación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM). En concreto dentro de las subvenciones para la ejecución de programas de interés general con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en el ámbito de Castilla-La Mancha.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Joomla templates by a4joomla