El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) instó  a las universidades a producir conocimiento valioso y ponerlo al servicio del cambio social que necesitan las personas con discapacidad.

Así lo declaró el presidente del Cermi, Luis Cayo Pérez, en la apertura solemne del Posgrado “Personas con Discapacidad: Derechos sociales y cultura de las capacidades”, organizado por la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona.

En el acto, el responsable del Cermi, que intervenía en nombre de todo el cuadro de profesores, apuntó al conocimiento como "un aliado natural de las personas con discapacidad, especialmente idóneo para acelerar y hasta precipitar el proceso de emancipación grupal e individual en que están inmersas".

Según Pérez, no debe ser "un conocimiento distante, frío, paternalista, que ve en las personas con discapacidad meros objetos de análisis" sino de "una ciencia con conciencia en la que personas con discapacidad son sujetos con protagonismo, agentes de ese proceso de creación colectiva y compartida de conocimiento".

Junto con la asunción del propio valor y la dignidad, el enfoque de derechos humanos y las tecnologías emancipadoras, el conocimiento y la innovación social son, a juicio del presidente del Cermi, las herramientas primordiales que las personas con discapacidad tienen a su disposición para activar su completo desarrollo humano y la plena participación comunitaria. Por eso, insisitió, en que "dada su relevancia, no podemos dejar de reclamar a las universidades que maximicen su potencial para generar conocimiento socialmente valioso".

https://www.servimedia.es/noticias/1177930

La exdirectora de Tecnología de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Mónica Villas, y el comunicólogo Euprepio Padula destacaron la importancia de que la discapacidad tenga una mayor presencia en el ámbito de la tecnología y en el de la comunicación para mejorar la calidad de vida y la inclusión de las personas con discapacidad.

Así lo manifestaron estos expertos durante la Convención ‘El futuro de lo social (lo social tiene futuro)’, que ha sido organizada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y el Cermi Comunitat Valenciana, con la colaboración de la Generalitat Valenciana y el Ajuntament de València.

La exdirectora de Tecnología de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Mónica Villas, participó en el encuentro ‘Lo digital con rostro humano’, junto a la comisionada de Cermis Autonómicos, Teresa Palahí, en el que resaltaron la necesidad de que la “transformación digital” tenga en cuenta a toda la ciudadanía y contribuya a mejorar su calidad de vida.

Palahí subrayó que la sociedad vive una “revolución digital” y que “nunca hemos tenido tanta tecnología junta”, porque antes había inventos y descubrimientos cada mucho tiempo, pero ahora el ritmo se ha acelerado. “Pero tanta transformación nos genera incertidumbre y nos desorienta”, advirtió Palahí.

Eso sí, precisó que muchas personas con discapacidad ven en las nuevas tecnologías “la solución para superar barreras, lo que ha hecho que nos hayamos sumado antes que otras personas a este carro”. En todo caso, manifestó la necesidad de que las tecnologías sean accesibles para las personas con discapacidad y estén preparadas para las necesidades de todas las personas, incluida la variable de género, ya que, según expuso, “como tradicionalmente las tecnologías han sido diseñadas por hombres, están muchas veces más pensada para ellos”.

En este sentido, Mónica Villas aseguró que “el talento no es cuestión de género” y señaló que se necesita “diversidad en los equipos”. Asimismo, consideró la educación como clave para romper con los estereotipos asociados a ramas de conocimiento como la tecnología. “Al final, desde pequeños y desde casa, enseñar que la tecnología no tiene sexo y que cada uno (mujeres y hombres) puede utilizar esa tecnología”, porque de lo contrario “nos estamos perdiendo la mitad del talento”, apostilló.

Villas celebró que la ciudadanía cada vez busque más trabajar o consumir en empresas que tienen valores que van más allá de lo económico. En cuanto al uso de los datos por parte de las empresas, abogó por encontrar un equilibrio para proteger el derecho a la privacidad de las personas y al mismo tiempo no impedir que la inteligencia artificial pueda seguir progresando.

“Quizá hay que hacer un esfuerzo para aunar datos, porque con la creación de algoritmos se puede, por ejemplo, prever hambrunas o catástrofes naturales”, declaró Villas, quien apuntó a que se garantice que el uso que se da a los datos tenga “un fin ético”.

La exdirectora de IBM pidió que se forme de manera adecuada en la utilización de las tecnologías para que se usen de manera positiva. “Por ejemplo, en el cuidado de las personas mayores y en el terreno de la soledad, la tecnología va a ser decisiva”, zanjó esta experta.

IMPORTANCIA DE LA COMUNICACIÓN

Las personas con discapacidad están "un tercio peor" en todos los órdenes de las vida con respecto a los que no la tienen y es necesario tener conciencia del valor de esa diversidad para "ganar el espacio que se nos ha negado".

Así lo ha asegurado a los periodistas Luis Cayo Pérez, presidente del Comité Español de Representantes de personas con discapacidad (CERMI), en la convención "El futuro de lo social (lo social tiene futuro)".

"Tenemos un tercio más de pobreza, de exclusión, de anafabetismo, de desempleo y de falta de actividad, y también sufrimos más la discriminación, la soledad forzosa o los efectos de la pobreza", ha alertado Cayo.

Según Cayo, nos encontramos en una situación de "emergencia social" porque un tercio de la población mundial no tiene acceso garantizado a los bienes sociales básicos, a los derechos humanos y a las libertades públicas, "y aceptamos esto como si fuera parte del orden natural de las cosas".

Aunque se está respondiendo "tímidamente" a la emergencia climática, "no hay conciencia del gran problema social, lo damos como un gran hecho crónico. Ante eso, necesitamos un pensamiento social a la altura del problema".

Considera que es necesario "tomar conciencia de que lo que se nos da a las personas con discapacidad no hay que aceptarlo, no es una herencia que no se puede modificar".

"Se debe tomar conciencia de nuestro valor. Siempre se nos ha dicho que no valemos, que somos inferiores, y hay que asumir que somos seres humanos distintos, que tenemos una diversidad en la sociedad y, a partir de ahí, ganarse ese espacio que se nos ha negado".

Joomla templates by a4joomla