El presidente nacional de Predif, Francisco Sardón, ha confiado en que el nuevo director del IMSERSO, Luis Alberto Barriga, a quien conoce de su etapa en la Junta de Castilla y León, dé "el paso definitivo" en la figura del Asistente Personal para que esté regulada este año o a principios del siguiente.

Sardón, que también es presidente de la Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física (Predif) de Castilla y León, ha detalladoen rueda de prensa los actos previstos por los veinte años que ha cumplido la entidad en esa Comunidad, donde hay 150.000 personas con discapacidad, de ellas 100.000 física, y con la defensa de la figura del Asistente Personal como principal eje.

A preguntas de los periodistas, Sardón ha explicado que conoce a Barriga y es "un profesional conocedor del mundo de la dependencia y de los mayores", por lo que ha confiado en que dé "el paso definitivo" en la asistencia personal y lo haga "escuchando al sector".

En esa línea ha asegurado que como Barriga viene de la Junta de Castilla y León, donde trabajaba como técnico de la Dirección General de personas mayores, personas con discapacidad y atención a la dependencia de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, seguro que "habrá aprendido que lo más eficiente es escuchar".

Sardón ha detallado el programa de actividades por esos veinte años que han pasado desde que nacieron en el 2000, en los que han llegado a la "madurez" y quieren que la sociedad no les vea "como una carga sino como una oportunidad para enriquecer el desarrollo" de Castilla y León.

Un debate sobre la película "Intocable", que versa sobre una persona dependiente y su asistente personal; una campaña de concienciación para respetar los aparcamientos para discapacitados, desayunos informativos y visitas inclusivas son algunas de las actividades que desarrollará Predif entre febrero y septiembre para festejar sus 20 años en la Comunidad.

Tras un camino en el que han pasado de tener que "pedir" servicios y herramientas a un mapa "de derechos", Sardón ha planteado como fundamental esa figura del asistente personal que permite al dependiente y a la personas con discapacidad poder vivir de forma independiente, plena y participativa en la sociedad y contribuir a su desarrollo.

La presentación de los actos de esos 20 años han contado con el respaldo de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien ha coincidido con Sardón en el impulso que se ha dado al asistente personal en la Comunidad, la segunda en cuanto a desarrollo después del País Vasco.

En estos momentos, 1.192 dependientes cuentan con ese servicio en la Comunidad, de los que entre el 8 y 8,5 por ciento son niños de entre cuatro y 17 años, en lo que Blanco ha planteado como una de las señas de identidad de la Comunidad, ya que llega a todos los dependientes de cero a cien años.

El asistente personal también se plantea como una forma de empleo de los propias personas con discapacidad que se pueden formar en esa tarea, como hicieron 149 discapacitados el pasado año.

Otro de los flecos pendientes es el de la regulación nacional de esa formación que se precisa para ser asistente personal, que la plataforma nacional de discapacidad CERMI, de la que forma parte Predif, tiene fijada en 50 horas sobre contenidos de la vida independiente y la toma de decisiones.

"En tanto que se regula, nosotros ya lo estamos aplicando y con éxito", ha añadido Sardón, ya que los contenidos se hacen acordes a lo que las personas con discapacidad han planteado.EFE

https://www.lavanguardia.com/vida/20200207/473324863639/predif-espera-que-nuevo-director-imserso-regule-ya-el-asistente-personal.html

“La prevención de riesgos en el trabajo es una garantía para que el desempeño profesional sea saludable, no suponga amenazas para el bienestar físico y emocional del trabajador, y aunque debe ser más intensa en caso de personas con discapacidad, no puede ser nunca usada desmedidamente para negar o dificultar el empleo a esta parte de la ciudadanía”, afirmó la directora ejecutiva del Cermi, Pilar Villarino, durante su intervención en el XI Congreso de Medicina y Enfermería del Trabajo, en la Ciudad Financiera del Banco Santander.

Villarino defendió que “las empresas están obligadas a hacer del entorno laboral y del puesto de trabajo un espacio accesible y a adoptar ajustes razonables para que las personas con discapacidad no sean discriminadas en su acceso, mantenimiento y progresión profesionales” y recordó que la legislación establece que las compañías de más de 50 trabajadores tienen que reservar un 2% de sus puestos en plantilla para personas con discapacidad.

La representante del Cermi explicó que la discapacidad, cada vez más, es sobrevenida, apareciendo cuando la persona estudia o trabaja, por lo que “no puede suponer, como ocurre ahora, una expulsión sistemática de la actividad”.

A su juicio, los sistemas de protección social (Seguridad Social) y los de empleo, se han de coordinar para mantener al mayor número de personas con discapacidad sobrevenida en la actividad. Para ello, abogó por seguir mejorando la compatibilidad entre trabajo y pensión; la adaptación del puesto de trabajo, y por la reorientación profesional para permanecer en activo.

En todo caso, Villarino lamentó que la inclusión laboral para las personas con discapacidad sea “un horizonte aún muy lejano”, lo que afecta de manera más intensa a las mujeres con discapacidad, “que se encuentran sistemáticamente en peor situación que los hombres con discapacidad”.

Para revertir esta situación, resaltó que las empresas, las Mutuas, los agentes sociales, la Seguridad Social y las administraciones tienen en el tejido asociativo de la discapacidad a un “aliado dedicado y entregado” para que sus políticas de inclusión laboral sean un éxito. “Utilícenos, saldrán ganando”, enfatizó.

https://www.servimedia.es/noticias/1221486

Joomla templates by a4joomla