Muchos Colegios de Médicos de España han creado un registro de médicos voluntarios para tenerlo disponible en caso de que sea necesario reforzar la sanidad de sus provincias por el aumento de la carga de trabajo de estos días debido a la situación por la pandemia del coronavirus (Covid-19)

El Colegio de Médicos de Zaragoza ha puesto en marcha una serie de iniciativas para aunar esfuerzos ante la emergencia surgida por el COVID-19. Así, por un lado ha abierto un registro de voluntariado médico para tenerlo disponible en caso de que sea necesario reforzar la sanidad aragonesas ante la evolución del coronavirus. 
 
Esta bolsa de médicos habilitada por la institución colegial se divide en tres grupos. Grupo 1º: Médicos jubilados de menos de 70 años. En este caso no desarrollarán una labor asistencial y de contacto con pacientes por ser profesionales de riesgo. Su actividad se centrará en actividades auxiliares. Grupo 2º: Médicos colegiados en activo. Estos facultativos actuarán en labores de clasificación, seguimiento de enfermos por teléfono, asesoramiento, información. Pudiendo ser formados al efecto si las necesidades de la evolución del virus lo precisa. Grupo 3º: Médicos de Atención Primaria dispuestos a doblar turnos en hospitales, centros intermedios o en la propia Atención Primaria donde se deberían de atender la mayor parte de los casos.
 
El Colegio de Médicos de Zaragoza, que ha enviado ya esta iniciativa a todos sus colegiados/as, va a recoger todo ese listado de voluntarios para tenerlo a disposición del Departamento de Salud del Gobierno de Aragón para cuando éste lo requiera. La institución colegial, que se ha puesto a disposición del Gobierno de Aragón, está en contacto permanente también con otros Colegios de Médicos de España para analizar la situación y prever y avanzar en las medidas que pudieran ser necesarias.   
 
En ese sentido, la presidenta del COMZ, la Dra. Concha Ferrer, explica que “hemos tomado el modelo del Colegio de Médicos de Madrid, donde la situación es más complicada, y ahí han realizado esta clasificación previa de los voluntarios para poder favorecer la actuación en los distintos escenarios de apoyo”.
 
Así, señala la Dra. Ferrer, “lo que nos ha motivado a adelantarnos a  crear esta bolsa con estos grupos, y viendo cómo está evolucionando las necesidades en otras Comunidades Autónomas, es el previsible apoyo que pueda surgir en atención domiciliaria, Atención Primaria o en la respuesta telefónica  a número de dudas y preguntas que se están produciendo en la población”.    
La presidenta del COMZ señala que por ejemplo en Madrid ante los problemas derivados por falta de sanitarios en atención domiciliaria o Atención Primaria  se está realizando formación acelerada al grupo 2 de voluntarios médicos con el apoyo de la consejería de sanidad y la dirección de Atención Primaria. “Los pacientes no saturaran las urgencias de los hospitales si son tutelados en domicilio y obtienen respuesta a sus miedos”, ha puntualizado Concha Ferrer. 
Joomla templates by a4joomla